Este fin de semana, la tecnología me ha jugado una mala pasada. He entrevistado via skype a dos personas y en ambas ocasiones el audio, que estaba destinado al podcast, ha resultado defectuoso. Cosas de la vida, quizás.

En todo caso, hasta que resolvamos el problema y Joan Boluda, mi co-host en el podcast, pueda acudir al rescate, quiero compartir algunos pensamientos que he sacado en claro después de hablar con Gilonne d’Origny, una de las dos líderes de New Harvest, y con Shaked Regev, director de la Modern Agriculture Foundation y promotor del proyecto Supermeat.

El futuro está aquí

La carne de laboratorio, o carne cultivada, es una opción real para el mundo. Tras décadas de investigaciones en el campo médico, se puede por fin aprovechar estos avances para el desarrollo de carne y otros tejidos sin necesidad de explotar y dañar a ningún animal.

Esta es el vídeo que explica brevemente el proyecto de SuperMeat (SuperCarne), subtitulado al castellano:

Como dice Gilonne d’Origny, la agricultura celular se encuentra en la misma fase en la que estaban los hermanos Wright cuando asombraron al mundo al realizar el primer vuelo con motor de la historia. Muchos se ríen o se espantan ante tal osadía, pero quienes están involucrados avanzan sin pausa.

La tecnología existe. La necesidad está clara. Los beneficios son indiscutibles. Ahora, sólo falta la voluntad.

Esa voluntad, por supuesto, se debe traducir en grandes inversiones, públicas y privadas. Esa es parte de la labor que realiza New Harvest, recrutando fondos y repartiendo subvenciones a proyectos que avanzan en el campo de la agricultura celular. Y SuperMeat, durante estos días, está llevando a cabo una campaña de crowdfunding que ya ha superado el 156% de su primera meta.

Pero, ¿qué tiene que ver el veganismo con todo esto? ¿Por qué hay tantos veganos involucrados en estos proyectos? ¿No es precisamente una idea opuesta a la esencia del veganismo?

La primera vez que escuché a un activista vegano defender el proyecto de la agricultura celular, me rebelé. Esa persona confesaba abiertamente que no tenía ninguna fe en la humanidad ni en su capacidad de progreso ético. Me costaba aceptarlo. Quienes han leído La revolución vegana saben que a pesar de nuestra historia, creo en el progreso ético y en el sentido común de la humanidad.

Veganos produciendo carne

Pero resulta que miles de activistas veganos del mundo entero, inundados de pesimismo hacia el resto de homo sapiens, han girado sus esfuerzos hacia una solución que, sin resolver el dilema ético, lo convierte en casi irrelevante.

“Si se empeñan en comer carne y otros derivados de origen animal, que lo sigan haciendo. Pero sin explotación animal”.

Así es como durante la última década, el movimiento científico de la agricultura celular ha recibido una inyección de energía nueva y desesperada. Desesperada por poner sobre la mesa cuanto antes una alternativa que evite el infierno de los animales en el planeta.

Si consideramos el veganismo exclusivamente como una teoría ética de los humanos hacia los demás animales, nos podemos ver tentados carne cultivada animalesa descartar y menospreciar iniciativas como las de Supermeat. Si llevamos la ética hasta sus últimas consecuencias, recordando que estamos hablando de una cuestión de vida y muerte, seremos prácticos y le daremos la oportunidad que se merece.

Las iniciativas de carne cultivada no son una alternativa al veganismo. Proponen una solución diferente a la cuestión de la explotación animal, pero pueden complementarse con otras iniciativas veganas más tradicionales. No en vano reconoce Gilonne d’Origny que la comunidad vegana es el principal apoyo de la comunidad científica que trabaja en el desarrollo de la agricultura celular.

No es casualidad que importantes activistas veganos en Israel, como Ohad Cohen y los responsables de Gary-TV, que han contribuido a llevar el número de veganos en su país al porcentaje más alto del mundo, estén tan involucrados con la Modern Agriculture Foundation y SuperMeat. En otros países, muchas personalidades del mundo vegano también han mostrado su apoyo, como el Dr. Greger, Philip Wollen y Gary Yourofsky.

Ésta es la respuesta que da Gary Yourofsky al ser preguntado sobre SuperMeat:

Terminar con los mataderos

La carne cultivada puede ser una realidad en 5, 10 o quizás 15 años. Todo depende del esfuerzo que se dedique a avanzar en este camino.

Está claro que no son los veganos quienes lo necesitan, sino los animales no humanos. Considerando el tiempo que podemos tardar en convencer al resto de humanos de detener la explotación animal, podría ser la solución más ética y decente que deberíamos apoyar.

La carne cultivada no es una solución al especismo, pero puede salvar millones de vidas.

Mientras tanto, los activistas veganos tenemos que seguir trabajando en la difusión del veganismo. Tampoco podemos confiar ciegamente en la tecnología pues, como ilustran simbólicamente mis dos intentos fallidos de grabación de las entrevistas, nos podríamos llevar un disgusto.

Pero si la agricultura celular logra terminar con la industria ganadera y la explotación animal antes que nosotros, solo nos quedará alegrarnos y replantearnos nuevos horizontes para el progreso ético sin la urgencia y la angustia de saber que a cada minuto mueren miles de animales a causa de la gula humana.

Y a ti, ¿qué te parece? Deja tu comentario y comparte si te parece importante.

16 comentarios

  • ANA Mª CAMPO VERDUGO

    Completamente de acuerdo. La única esperanza que le queda a las animales para salvar sus vidas y no venir a este mundo sólo para servirnos de plato, es la carne de laboratorio.

  • mora abril

    me parece muy bien, si podemos utilizar nuestro cerebro mas evolucionado en tecnologia, al servicio de crear alimentos para terminar con el maltrato y el asesinato de animales, seria ideal. el fin a los mataderos, la industria lactea, la derivada de las aves, la vestimenta, y todo lo que implique daño a todo tipo de animal, habremos sido verdaderamente desarrollados y humanos. no solo haber cambiado la lanza personal, por los metodos masivos….

  • Totalmente de acuerdo.

    Es paradógico. Si para producir carne no se explota ni mata a nadie entonces es una alternativa vegana, aunque no sería vegetariana estricta. También hoy en día los veganos no seguimos una alimentación vegana, sino vegetariana estricta, pues los vegetales no provienen de agricultura vegana. Sin embargo a veces digo “alimentación vegana” para dar publicidad al veganismo como ideal que alcanzar en la práctica.

    ARGUMENTO: “La producción de carne cultivada es éticamente incorrecta”
    http://www.respuestasveganas.org/2012/02/argumento-la-produccion-de-carne-in.html

  • Charo Ojeda Martín

    Qué asco, por favor! Soy vegetariana y encuentro la proteina en cantidad ee alumentos vegetales.
    Si pensamos en el sufrimiento de los animales tenemos ya un motivo para olvidarnos de aquwllo que nos recuerde a la carne

    • Mariah

      Sos vegetariana, no vegana, por ende los vegetales y los derivados cubren tus necesidades. El asco que mostrás importa nada, lo que importa es que los otros que sufren, sufran menos. Miles y miles de años de evolución omnívora con una alimentación clásica nos llevan una fuerte ventaja, sumada a la de los vegetarianos que no quieren largar los derivados. Los veganos pensamos en los otros, y ésto se presenta como una alternativa maravillosa para los que no están centrados en sí mismos

    • Idealmente, no nos haría falta carne cultivada. Pero mientras que la inmensa mayoría de humanos permanece indiferente al sufrimiento animal, vale la pena intentar cualquier cosa para detener y abolir la explotación.
      Un saludo!

  • Andreitaa

    Estoy contenta que por fin el hombre esta usando su inteligencia en algo bueno y que lo hagan por los animalitos que nuestros hermanos menores gracias a Dios por esta noticia tenemos que pensar en positivo que si ba a resultar Que vivan los animales!!!!!!

  • Sergio Sosa

    Quien nos asegura que la carne que vende Mackdonald, etc. no sea ya esta carne. Para la salud humana debido a los preservantes y otros quimicos puede ser dañino. Solo de ver la foto que sugiere este tipo de carne me da cosa.

    • Mariah

      Sos puros químicos! como los vegetales, no hay evidencia científica alguna de que los preservantes dañen la salud de nadie. Que te de cosa es subjetivo, las respuestas las tendrás en el conocimiento científico y lo que importa es que los animales dejarán de ser dañados

  • Raquel

    Totalmente de acuerdo con lo expuesto en el artículo y con la idea propuesta. Desde luego, desde que empecé a recibir información de estas y otras soluciones tecnológicas que proponen ayudar a paliar el sufrimiento de tantos seres y a frenar la destrucción del entorno natural, se me abrió un rayo de esperanza, ya que no alcanzaba a ver la manera de que tantos miles de millones de personas fueran a cambiar de conciencia y modificar sus hábitos por si mismos en un plazo que tiempo que fuera viable para el planeta y mucho menos soportable en cuanto a sufrimiento se refiere. Creo que, para ello tendrían que pasar, a este ritmo, miles de años, y ya todos sabemos que esto no será posible. Quizá propuestas como estas sean la clave. Y ello sin dejar de luchar y llevar adelante la alternativa vegana, dirigida a un sector de la sociedad más sensible y concienciable. A los demás, tal como lo veo yo, hay que darles las cosas hechas, pues nunca dejarán de consumir y de anteponer su estómago y comodidad a cualquier otra cosa.

    Un saludo!

  • Eduardo

    De acuerdo. Me encantaron estas frases.

    -“Si se empeñan en comer carne y otros derivados de origen animal, que lo sigan haciendo. Pero sin explotación animal”.

    -Está claro que no son los veganos quienes lo necesitan, sino los animales no humanos.

    -Considerando el tiempo que podemos tardar en convencer al resto de humanos de detener la explotación animal, podría ser la solución más ética y decente que deberíamos apoyar.

    -La carne cultivada no es una solución al especismo, pero puede salvar millones de vidas.

    -Las iniciativas de carne cultivada proponen una solución diferente a la cuestión de la explotación animal y la reducción de sufrimiento. Mientras tanto, los activistas veganos tenemos que seguir trabajando en la difusión del veganismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.