Uno de los principales motivos —aunque no el único— por los que los no veganos dicen sentirse incómodos en presencia de un vegano es que, según dicen, los veganos son proselitistas. Son invasivos y siempre “se meten en tu plato”. Que te intentan convertir, vamos.

Es una “acusación” bastante seria. Ser proselitista, en general, no está muy bien visto en nuestra sociedad. La norma que se considera aceptable es la de “hacer y dejar hacer”. Cualquiera que intente convencer a otro de sus ideas es visto con recelo, con antagonismo y antipatía. Y eso es precisamente lo que pasa a menudo con los veganos.

¿Pero hay algo de cierto en ello? ¿Somos realmente proselitistas?

Simplifiquemos un poco las cosas y veamos los principales motivos por los cuales alguien adopta el veganismo: salud, ética y ecología. 

Quien sea vegano por motivos de salud entiende los enormes beneficios de la dieta vegana. Es más, si se ha interesado un poco por el tema, conoce los efectos nocivos de los productos de origen animal en la salud humana. Si el tema lo ha estudiado a fondo, ya no está preocupado sino horrorizado.

Entonces, si esa persona se sienta a cenar con su familia, un amigo o cualquier ser querido, ¿no va a querer absolutamente explicarle lo que sabe? ¿No intentará arrancarle de su adicción a la carne, lácteos y huevos?

Sería incomprensible que no lo hiciera.

Quien sea vegano por motivos éticos, a fin de evitar el sufrimiento de los animales esclavizados por el hombre entiende que cada persona que compra o pide una ración de carne, huevos o lácteos está en ese mismo momento financiando el sufrimiento del próximo animal en la fila de la industria alimenticia. Sabe que es la suma de cada uno de los consumidores la que hace posible la explotación masiva, fría y sistemática de miles de millones de animales al año. Y que cada persona que se rebela contra ese sistema y deja de consumir sus productos influye.

Entonces, ¿no es lógico que desee que la gente deje de consumir productos animales? ¿No es normal que intente que al menos la gente a quien conoce, a quien tiene acceso y con quien puede compartir su angustia, deje de financiar esa industria de muerte y tormento?

Sería incomprensible que no lo hiciera.

Quien sea vegano por motivos ecológicos comprende que la industria animal es la principal causa del calentamiento global y de la destrucción irreversible de los recursos de nuestro planeta. Entiende que es un sistema insostenible que terminará por hundirnos a todos los seres vivos del planeta en el caos y la desolación. Y que solo un mundo vegano puede poner fin a esa locura. No es un problema de calidad de vida, sino de supervivencia de la raza humana. Una cuestión de vida o muerte.

Entonces, al ver las cantidades inconcebibles de carne, huevos y lácteos que se consumen en nuestra sociedad, al ver el afán frenético por comprar y comer más y más productos de origen animal, ¿no es normal que esa persona ponga el grito en el cielo e intente parar esa locura? ¿No es natural, propio del instinto de supervivencia, que trate de convencer a la gente, a quien sea, a todos, de abrir los ojos y los oídos?

Sería de locos que no lo hiciera.

Veganos proselitistas - difundir la luz
Difundir la luz en un mundo de sombras es un orgullo y una responsabilidad

Y entonces… quien adopte el veganismo apoyándose en estos tres pilares, salud, ética y ecología, al mismo tiempo, como somos la mayoría, ¿qué debemos hacer? ¿Quedarnos callados y no enfadar a nadie para que dejen de decir que somos unos pesados?

¿Callar mientras vemos a nuestros seres queridos envenenarse día tras día?

¿Callar mientras mueren cada día, cada minuto, millones de animales indefensos y aterrorizados?

¿Callar mientras avanzamos firmemente hacia la destrucción de nuestro planeta?

La respuesta es que no podemos callar. Tenemos motivos más que suficientes para ser, no proselitistas, sino triplemente proselitistas. A la gente le fastidia, a nosotros nos cansa aún más, pero a veces no queda más remedio.

Sería de locos que no lo hiciéramos.

 

11 comentarios

  • […] En el caso del veganismo, aunque  muchos declaren oponerse al proselitismo (“cada uno que haga lo que quiera”), si se es consecuente, lo lógico y natural es intentar que el máximo de gente se haga vegana también. Existe en el veganismo una vocación proselitista. […]

  • jeremie

    Este post habla de una pregunta muy interesante, pero desagracidamiento confunde y se equivoca en el veganismo. No hay differentes razones de ser vegano. Ser vegano es solamente por respeto a los demas animales, de la misma forma que ser feminista es por respto a las mujeres. Seria absurdo de se decir feminista por salud o por ecologia. O de decir ” yo no soy racista por que es mejor para mi salud o para la pnatea2 Eso seria no entender lo que es el anti racismo o el feminsimo, y aqui, el veganismo. Dejo una frase de Igor Sanz, autor del fantastico blog “lluvia con truenos”http://lluvia-con-truenos.blogspot.fr/2014/10/que-es-el-veganismo.html

    ” No hay veganos por salud o veganos por motivos ecológicos. Eso no existe. Vegano sólo se puede ser por motivos éticos, y concretamente por motivos éticos de respeto a la dignidad de los nohumanos. ” Igor Sanz

    • Jeremie, gracias por tu comentario.
      Lo que propongo es expandir las definiciones que tenemos. No hay duda de que el movimiento de liberación animal es el principal motor del veganismo. Pero es un hecho que hay gente que deja de consumir totalmente productos de origen animal, motivados por cuestiones de salud, y que luego a raíz de eso, toman conciencia del sufrimiento y explotación que conllevan esas industria. ¿Cómo llamaríamos a una persona que boicotea toda industria de explotación animal por motivos ecológicos?
      Me cuesta creer que el término “vegano” (que es solo eso, un término…) sea solamente una manera más corta de decir “a favor del respeto a los otros animales”. Creo que va más allá, y que le podemos conferir un significado mayor, relacionado con la visión del ser humano y nuestra relación con los otros animales y el resto de la naturaleza.
      Saludos!

      • Totalmente de acuerdo contigo, Joseph. De hecho, uno de los aspectos que Laura Wright estudia en su libro, The Vegan Studies Project es el hecho de que en EEUU se está imponiendo el discurso del veganismo como opción alimentaria por cuestiones de salud, hasta el punto que el discurso ético animalista está desapareciendo. Yo siempre explico que soy vegana por cuestiones éticas, por imperativo moral, y eso engloba los tres casos que mencionas, aunque lo que me llevó a abrazar esta opcíon fue el respeto a la vida de un ser sintiente. Un saludo.

  • jeremie

    Hola Joseph,

    Entiendo perfectamente tu volontad y creo que quieres hacer las cosas la mejor possible,
    pero lo que hacen la gente por incoherencia, lo que se llama la cultura, nunca debe cambiar el significado de un principio moral. Una persona que deja de consumir producto de origen animales no humanos no es vegana. Eso es un error que viene de la transformacion de la definicion del veganismo (principio moral) de ver el veganismo como “una applicacion”, “un modo de vida, un “estilo de vida” mientras que es un principio moral que lleva a una applicacion. Como todo principio moral, para ser vegano, si necessita primeramente de acceptar el principio moral del veganismo (los demas animales son personas y debe ser considerado moralmente como las personas humanas, porque tienen los mismos intereses fundamental (no sufrir, no ser sometido a la voluntad de otros y vivir) y de applicar este principio moral. Si una persona solamente applica un principio moral X sin acceptar este dicho principio X, no puede ser respresentante de este principio X. Por ejemplo, si alguien no come jamon, no es una razon para decir que esta musulman. Para ser musulman se necessita primeramente de acceptar el principio dogmatico del Coran. Otro ejemplo : una hombre que no pega y viola a mujer por ser mujer no es femenisita. Para ser feminista se necesita de acceptar el principio moral del femnismo (las mujeres son personas que debe ser considerado de la misma forma que los hombres porque tienen los mismos intereses fundamental (no sufrir, no se sometido a la voluntad de alguien y vivir).

    Espero que he podido aclara te sobre este question.
    Te dejo aqui el excelenete blog de Luis Tovar, que como el de igor sanz precedamente, es un nido de respuestas sobre la teoria vegana : http://filosofiavegana.blogspot.fr/2012/11/distorsiones-del-veganismo.html

    Un saludo,
    jérémie.

    • Muy buen punto Jeremie. Entonces cómo definirías tú la diferencia entre veganismo y antiespecismo?
      Recuerdo una entrevista a Gary Yourofsky, con cuyas palabras me identifiqué totalmente. Decía que prefería que la gente deje de consumir productos de origen animal por empatía y respeto hacia los animales, pero que si alguien lo hacía por cualquier otro motivo que no fuera ético, mientras dejara de financiar la industria ganadera, “welcome aboard”, bienvenido a bordo!
      Quizas lo que quiero decir es que el sufrimiento y la explotación son tan grandes que a veces, aunque usemos términos algo inexactos -técnicamente hablando-, lo más ético es actuar, pasar a la acción, expandir el veganismo, reducir el sufrimiento y luchar por un mundo mejor.

      • ¡Exactamente! Yo misma he dicho eso en muchas ocasiones. El problema, sin embargo, es que, si se abraza el veganismo por cuestión digamos “de moda”, es muy fácil abandonarlo cuando deja de estar de moda. A mí me encantaría que la gente se hiciera vegana por respeto a los animales, pero si se hace por cualquier otro motivo, efectivamente, bienvenido sea. Un saludo.

  • David

    Estoy muy de acuerdo. El problema es que parece que a veces, la insistencia que uno pone en convencer a los demás es inversamente proporcional con el éxito convenciendo a los demás. Es triste pero es así. Mi experiencia me dice que lo que más funciona es el propio ejemplo, la humildad y hablar cuando te pregunten. Hablar de forma calmada pero segura y directa y teniendo los argumentos y las razones bien trabajadas. Por lo demás, ponerse pesado no suele dar buenos frutos aún cuando uno lo hace con la mejor de las intenciones.

    • raul

      Exacto. Yo llevo poco tiempo en esto y ya me di cuenta. Incluso he llegado a decir en alguna comida cuando me han preguntado “ahora no es el momento, si te interesa lo tratamos otro día o te envío unos artículos por correo y me dices”.

      Si la persona está realmente interesada, se los leerá y contestará, y si lo único que quiere es “discutir” pues no me encontrará porque paso, ya he discutido del tema con varias personas y si no están abiertos a ver la realidad no hay manera de hacérsela ver. Si les enseñas algún vídeo tipo “earthlings”, te contestan con un “no quiero ver imágenes duras”, “ya me imagino lo que sucede, no quiero verlo”… y entran en bucle.

  • raul

    Yo no suelo ser proselitista.

    Sí, hablo del tema con otras personas no-veganas pero cuando alguien se enfada o se enoja por ello, suele ser alguna persona poco conocida o que no sabía de mi veganismo y que han entrado al trapo criticando mi decisión, previamente a que yo dijera algo. Cuando le expongo mis razones y se enfada y me dice que no me meta con lo que come le recuerdo que el primero en hacerlo ha sido él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.